SE CONSOLIDA LA REGULACION A LOS PROVEEDORES DE SERVICIOS DE PAGO

Mg. Andrés Kores / Esta columna analiza la emisión de la Com. “A” 6885 por parte del BCRA, que consolida la regulación a los Proveedores de Servicios de Pago (PSP) con la creación de un Registro de PSP en el ámbito de la SEFyC, para su inscripción obligatoria durante el mes de marzo de 2020, y su relación con las definiciones previamente establecidas por la Com. “A” 6859 y la Resolución No. 76/2019 de la UIF.

I. ¿QUE CAMBIOS HIZO EL BCRA EN LA DEFINICIÓN DE PSP?

El Banco Central de la República Argentina (BCRA), a través de la emisión de la Com. “A” 6885, enfatiza en la denominación y en la definición de PSP, explicitando que su alcance involucra a aquellos sujetos que ofrecen cuentas de pago.

Por lo tanto, establece que en la denominación de PSP, se encuadran únicamente los “Proveedores de servicios de pago que ofrecen cuentas de pago”.

Publicación 3

Y a su vez define que las cuentas de pago son aquellas cuentas de libre disponibilidad ofrecidas por un PSP a sus clientes para ordenar y/o recibir pagos. Continue reading

¿LOS PROVEEDORES DE SERVICIOS DE PAGO REGULADOS POR EL BCRA SON SUJETOS OBLIGADOS REGLAMENTADOS POR LA UIF?

Mg. Andrés Kores / Esta columna analiza la emisión de la Com. “A” 6859 por parte del BCRA, que regula a los Proveedores de Servicios de Pago con vigencia a partir del 31.01.2020, y su relación con las definiciones establecidas para los sujetos obligados reglamentados por la Resolución No. 76/2019 de la UIF, cuya entrada en vigencia data del 31.10.2019.

I. ¿QUIENES SON LOS PROVEEDORES DE SERVICIOS DE PAGO?

El Banco Central de la República Argentina (BCRA), en uso del artículo 4, inciso g) de su Carta Orgánica, que establece las funciones y facultades del Ente Rector para “regular, en la medida de sus facultades, los sistemas de pago, las cámaras liquidadoras y compensadoras, las remesadoras de fondos y las empresas transportadoras de caudales, así como toda otra actividad que guarde relación con la actividad financiera y cambiaria”, designó con la emisión de la Com. “A” 6859 los nuevos sujetos alcanzados por su reglamentación, poniendo énfasis en las tareas vinculadas a la regulación y supervisión de los medios de pago.

En ese sentido a través de dicha normativa, la cual entra en vigencia el 31 de enero de 2020, se incorporan los sujetos denominados Proveedores de Servicios de Pago (PSP).

El BCRA adoptó la siguiente definición:

“Se consideran PSP a las personas jurídicas que, sin ser entidades financieras, cumplan al menos una función dentro de un esquema de pago minorista, en el marco global del sistema de pagos, tal como ofrecer cuentas de pago ­cuentas de libre disponibilidad ofrecidas por un PSP a sus clientes para ordenar y/o recibir pagos­.” Continue reading

AUTOEVALUACIÓN DE RIESGOS DE LA/FT 2020

I. NUEVA RONDA DE PRESENTACION DE LA AUTOEVALUACION DE RIESGOS DE LA/FT EN 2020

En el año 2020 se producirá una nueva ronda de presentación de los Informes Técnicos de los Oficiales de Cumplimiento y de las Matrices de Autoevaluación de Riesgos a la Unidad de Información Financiera (UIF), correspondientes a los sujetos obligados nominados por este regulador para cumplir con dicha responsabilidad.

Veamos como son las obligaciones para cada uno de los sujetos obligados:

• Tercera ronda de presentación para las entidades bancarias.

• Segunda instancia de presentación para las entidades cambiarias, dado que la normativa estableció un tratamiento diferencial para las mismas pudiendo realizar su autoevaluación de riesgos cada 2 años.

• Segunda ronda para las compañías aseguradoras que comercialicen seguros de vida con ahorro y retiro. Para el resto de las compañías la obligación es de carácter bienal.

• Los intermediarios de seguros con patrimonio elevado deberán observar el mismo criterio en atención a los tipos de seguros en los cuales intermedien, así como los mismos plazos mencionados en el punto anterior.

• Segunda instancia de presentación para los sujetos obligados del mercado de capitales. Continue reading

NUEVOS ACTORES FINANCIEROS CON PLATAFORMAS DIGITALES: AGRUPADORES DE PAGOS

I. NUEVOS SUJETOS OBLIGADOS DESDE EL 31.10.2019

La Unidad de Información Financiera, en uso del poder establecido por el Legislador en el artículo 14, inciso 10 de la Ley 25246 y sus modificatorias, para emitir directivas e instrucciones para el cumplimiento e implementación de los Sujetos Obligados, designó con la emisión de la Res UIF 76/2019 nuevos Sujetos Obligados poniendo énfasis en las tareas vinculadas a la administración u operación de los medios de pago.

En ese sentido a través de dicha normativa, la cual entra en vigencia el 31 de octubre de 2019, se incorporan los sujetos denominados Adquirentes, Agregadores, Agrupadores y Facilitadores de Pagos, por su carácter de Operadores de Tarjeta de Crédito y/o Compra.

Los adquirentes son aquellas personas humanas, jurídicas o estructuras legales sin personería jurídica que realizan algunas de las siguientes tareas vinculadas a la operación de tarjetas reguladas por la presente norma, consistente en:

– Adherir a comercios al sistema de tarjetas de crédito.

– Liquidar al receptor de pagos el importe de los pagos con Tarjetas que cuenten con la autorización de pago otorgada por el correspondiente Emisor.

Los Agregadores, Agrupadores o Facilitadores de Pagos son aquellas personas humanas, jurídicas o estructuras legales sin personería jurídica, que mediante un contrato con el Adquirente, proporcionan a sus clientes, a través de una plataforma o sistema, el servicio de procesamiento y/o liquidación de pagos de las tarjetas reguladas por la presente norma a través de diversos medios, ya sea en contexto de medios de pago presencial como no presencial. Continue reading

REI 2019 – 7 días para el próximo vencimiento

Mg. Andrés Kores / Esta columna analiza los próximos vencimientos a producirse en las presentaciones de los informes de los revisores externos independientes a la UIF. El uso del Régimen Informativo para la presentación electrónica y la utilización de informes consolidados en el caso de sujetos obligados que posean dos o más roles como tales. Y las sanciones por incumplimientos en la presentación electrónica.

I. REI – PRIMER VENCIMIENTO MIERCOLES 28.08.2019

En exactamente una semana, el próximo miércoles 28 de agosto, se producirá el vencimiento de la segunda ronda de presentaciones de los informes de los revisores externos independientes a la Unidad de Información Financiera (UIF), para los sujetos obligados de la industria bancaria y los sujetos obligados del mercado de capitales, regulados por las Resoluciones UIF No. 30-E/2017 y No. 21/2018.

En el caso específico de las Entidades Cambiarias, dicha normativa estableció un tratamiento diferencial permitiendo realizar la revisión externa independiente cada 2 años, por lo cual su segundo vencimiento acontecerá en el año 2020.

Los mencionados plazos fueron reconfirmados con la publicación en el Boletín Oficial de la Res. UIF No. 156/2018.

En los casos que un Sujeto Obligado lleva a cabo más de una actividad regulada por la UIF (v.g. Banco y ALyC), la UIF permite la confección de un informe REI consolidado, pero debido a las actuales funcionalidades del Sistema SRO, los procesos de solicitud de registración del REI, y el envío electrónico del Informe en el Régimen Informativo se deben efectuar de forma separada. Continue reading

ARGENTINOS SANCIONADOS POR LA OFAC: ¿ROS O RFT?

COLUMNA DE OPINIÓN

Por Mg. Andrés Kores

I. LA OFAC

La Oficina de Control de Activos (The Office of Foreign Assets Control), conocida como OFAC (por sus siglas en inglés) es un organismo de control financiero dependiente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

La OFAC se creó formalmente en diciembre de 1950, luego de la entrada de China en la Guerra de Corea, cuando el presidente Truman declaró una emergencia nacional y bloqueó todos los activos chinos y norcoreanos sujetos a la jurisdicción de los Estados Unidos.

Esta agencia es la sucesora de la Oficina de Control de Fondos Extranjeros (The Office of Foreign Funds Control), FFC (por sus siglas en inglés), que se estableció al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. El programa de la FFC tuvo como propósito inicial evitar el uso de las tenencias de divisas y valores de los países ocupados por Alemania y prevenir la repatriación forzosa de fondos pertenecientes a nacionales de esos países. Después de que Estados Unidos ingresó formalmente a la Segunda Guerra Mundial, el FFC desempeñó un papel principal en la guerra económica contra las potencias del Eje al bloquear los activos enemigos y prohibir el comercio exterior y las transacciones financieras. Continue reading

Plan Nacional Anticorrupción 2019-2023

 

COLUMNA DE OPINIÓN

Zenón Alberto Biagosch | El autor analiza los avances realizados por nuestro país en la reglamentación contra la corrupción y pone el foco en la reciente aprobación del Plan Nacional Anticorrupción. Si bien destaca que promueve la generación de estándares y mejores prácticas para el establecimiento de un entorno de negocios más transparente, advierte que su éxito dependerá del grado de involucramiento a nivel empresarial. | 07/05/2019

Las políticas anticorrupción cada vez más se han transformado en un tema central en la discusión política/institucional tanto en nuestro país como en el mundo desarrollado y pasaron a ser un tema influyente y ciertas veces condicionante en las relaciones bilaterales y multilaterales.

El Estado Argentino asumió diversos compromisos internacionales en esta materia a través de la ratificación de diversas convenciones internacionales contra la corrupción, el crimen organizado y el lavado de dinero. Tales como las promulgadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

En tal sentido, en noviembre de 2017 el Congreso de la Nación sancionó la Ley 27401 que determina la responsabilidad penal de las personas jurídicas por delitos de corrupción y podrían responder  «penalmente» en tanto algunas de las conductas tipificadas se «hubieren sido realizados, directa o indirectamente, con su intervención o en su nombre, interés o beneficio«.

Las penas que podrían recibir las personas jurídicas son altamente gravosas y oscilan desde la imposición de multas, la suspensión total o parcial de sus actividades, la imposibilidad de participar en licitaciones de obras o servicios públicos o en cualquier otra actividad vinculada con el Estado Nacional. La Ley introduce la posibilidad de que las personas jurídicas sean eximidas de pena, de haberse acreditado el diseño y la implementación de un programa de integridad adecuado, siendo éste obligatorio para todas aquellas empresas que pretendan ser proveedores en ciertas contrataciones del Estado Nacional.

La norma vigente tiene un enfoque claro y exclusivo en los delitos de corrupción, y esto se debe a que su punto de partida fueron las recomendaciones efectuadas por el Grupo de Trabajo sobre Cohecho de la OCDE a la cual nuestro país pretende ingresar desde hace varios años.

Durante el mes de abril del corriente año el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) aprobó por medio del Decreto 258/2019 el Plan Nacional Anticorrupción 2019-2023, el cual fue  desarrollado y coordinado por la Oficina Anticorrupción (OA) y la Secretaría de Fortalecimiento Institucional de Jefatura de Gabinete.

Participaron también diferentes organismos como la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), la Agencia de Acceso a la Información Pública, la Secretaría de Modernización Administrativa, la Unidad de Información Financiera (UIF), la totalidad de los ministerios y varias agencias descentralizadas con el objetivo de llevar adelante un proceso interno de planificación y comprometerse a implementar un conjunto de 260 iniciativas incluidas en el mismo.

El Plan consolida los objetivos prioritarios planteados por el PEN en 2016 en línea con las Convenciones Internacionales mencionadas, fija políticas de transparencia y es obligatorio para toda la Administración Pública Nacional. Prevé las prioridades que el gobierno establece en materia de lucha contra la corrupción para los próximos cinco años, de manera integral, abierta y pública. Colecta un amplio rango de iniciativas transversales y sectoriales para consolidar y profundizar el camino de la transparencia, la integridad, el fortalecimiento institucional y la rendición de cuentas. Siendo los mecanismos  para mejorar la transparencia y la eficiencia de las contrataciones públicas -con especial énfasis en la obra pública-  la base de las iniciativas propuestas.

Cada una de las iniciativas mencionadas contempla plazos de ejecución para realizar un seguimiento periódico de avance y cumplimiento, cuyos objetivos principales son el fortalecimiento institucional, la modernización del estado y la inserción inteligente de la Argentina al mundo.

El logro de los objetivos descriptos se complementa con un  plan de lineamientos estratégicos compuesto de tres pilares fundamentales: la transparencia y gobierno abierto, la integridad y prevención, y la investigación y la sanción. Como iniciativas sectoriales que complementan el total de los 260 proyectos mencionados se destacan: el desarrollo de Programas de Integridad, líneas de denuncia y la correspondiente difusión de los mismos a cargo varias de las empresas de propiedad del estado.

Asimismo y con el fin de lograr los objetivos planteados se plantea la interesante iniciativa de conformar un Consejo Asesor ad-honorem integrado por organizaciones de la sociedad civil, sector privado y expertos con reconocida trayectoria y prestigio en la materia, siendo responsabilidad de la OA, previa intervención de la Secretaría de Fortalecimiento Institucional, la creación del mismo.

En síntesis, celebramos este proyecto ya que promueve la generación de estándares y mejores prácticas para el establecimiento de un entorno de negocios más transparente. Asimismo destacamos que su éxito también dependerá del grado de acompañamiento e involucramiento que se logre a nivel empresarial.

 

Zenón Alberto Biagosch

Socio de FIDESnet y Pte. de la Comisión de PLA/CFT del Consejo Profesional de Cs. Económicas

www.fidesnet.com.ar

 

Argentinos, ¿qué nos pasa?

0210perfilgoogleg1

COLUMNISTAS / ECONOMISTA DE LA SEMANA

por Zenón Biagosch

¿Por qué aceptamos con resignación o indiferencia que uno de cada tres argentinos viva bajo la línea de la pobreza?

Nuestro país vive hoy quizás el momento político, social y económico más desafiante desde la crisis de 2001. Estamos entrampados en la supuesta existencia de tres porciones de nuestra población de las cuales ninguna alcanzaría una mayoría electoral y presuntamente poseen ideologías sin posibles puntos de encuentro.

Esto sumado a que hay quienes por conveniencia electoral exponen una grieta entre dos grandes facciones de esos tres sectores y pretenden convencernos de que la única posibilidad es dirimir el poder de turno en un potencial ballottage solo entre ellos dos.

Ahora bien, ¿tan difícil es entender que la verdadera grieta no es ideológica sino social? ¿Que resulta inaceptable seguir conviviendo con un tercio de nuestra población en una situación de pobreza indigna que debería avergonzarnos a todos? Más allá de esa supuesta grieta subyacen gravísimos problemas económicos, sociales, políticos y hechos institucionales de connotaciones inusitadas que están denigrando a toda nuestra sociedad. Continue reading

Los Riesgos Del Financiamiento Del Terrorismo

COLUMNA DE OPINIÓN

Por Zenón A. Biagosch | El autor resalta que es ineludible analizar los flujos de ingresos que nutren a las organizaciones terroristas y los vínculos de los mismos en nuestro territorio, por lo que destaca la importancia de reforzar el seguimiento del rastro financiero y el conocimiento de todos los tipos de Organizaciones Terroristas.

La forma de actuar de las Organizaciones Terroristas ha evolucionado de tal manera que han transformado el modus operandi y reducido los costos del mismo, evolucionando y elevando la complejidad de su financiamiento. Han modificado su tamaño, estructura, alcance operativo, motivaciones, reclutamiento y capacidades.

Sin embargo, pese a las diferencias que existen entre ellas, así como entre los miembros de las mismas y los partidarios individuales, permanece latente en todas una misma necesidad: la necesidad de obtener los medios financieros para transformar sus objetivos en actos. Por ese motivo es ineludible analizar los flujos de ingresos que nutren a dichas organizaciones y los vínculos de los mismos en nuestro territorio. Continue reading

Del laberinto se sale por arriba

0210perfilgoogleg1

COLUMNISTAS / ECONOMISTA DE LA SEMANA

por Zenón Biagosch

 

Hace casi una década en Argentina se inició la construcción de una bomba casi perfecta y muy difícil de desactivar diagramada en base a profundos desajustes y desequilibrios macroeconómicos, para algunos casi irreversibles. Recesión, récords de déficit fiscal, cuasi fiscal y de cuenta corriente, atraso cambiario, tasas reales negativas, servicios ridículamente subsidiados, puja salarial y distributiva, déficit energético, restricciones cambiarias, fuga de capitales, acceso denegado a los mercados financieros voluntarios, etc., son algunos de los letales compuestos de esa bomba. Esto acompañado por una recurrente tensión de precios provocada por la aplicación de erróneas políticas monetarias, tributarias, de ingresos, crediticias y de inversión que ayudó también a construir la más dramática de nuestras realidades sociales, como son la pobreza y la indigencia estructurales que padece un inaceptable número de compatriotas. Incluso por no convalidar tales políticas en 2010, algunos directores del Banco Central fuimos casi expulsados de esa institución. Este difícil escenario solo permitió revertir o modificar en los últimos años algunos pocos de los problemas estructurales antes mencionados, aunque se debe reconocer un cambio de tendencia basado más en logros institucionales que económicos. Esta trampa casi perfecta pareciera habernos hecho ingresar a un complejo laberinto ya que nos empecinamos y encerramos en el intento de encontrar soluciones inmediatas a dilemas coyunturales impidiéndonos adoptar una mirada más estratégica. Confianza y expectativas. Las desgraciadas y recurrentes crisis económicas y sociales que hemos padecido en los últimos treinta años han cambiado las formas de razonar de aquellos argentinos que toman decisiones económicas cotidianas, sean estas de ahorro o de inversión. El objetivo de obtener rentabilidad ciertas veces pasa a ser marginal o secundario y tales decisiones se terminan adoptando por la influencia de componentes muy subjetivos, como son la confianza y las expectativas, principalmente respecto de los actos de gobierno. Un pequeño cisne negro irrumpió en las últimas dos semanas en una frágil y presunta tranquilidad financiera, lo que generó una huida de capitales golondrina guiados por una menor rentabilidad interna y mejores oportunidades externas pero también acompañada en parte por actores locales invadidos por el desconcierto. En esta oportunidad, hasta el propio Gobierno fue afectado quizás por sobreexpectativas negativas que derivaron en un sorpresivo anuncio de acudir al FMI, que por más que haya estado en su radar, seguramente se hubiese anunciado en otro momento. La tranquilidad llegó solo cuando se pudieron demostrar decisiones firmes, acertadas y coordinadas tanto dentro como fuera del Gobierno. Este episodio nos enseña que para instrumentar una política económica no solo hace falta saber de economía, sino más bien de política. ¿Serán señales de ese tipo lo que la gente está esperando para mejorar su confianza y sus expectativas? Mirar para adelante. Alcanzar una senda de constante crecimiento no pareciera ser un desafío imposible de lograr. El camino de salida de la crisis de 2001-2002 mostró la notable capacidad de recuperación de nuestra sociedad, que supo afrontar y superar problemas tanto o más graves que los actuales. No obstante, para avanzar hacia la superación estructural de las crisis recurrentes que padece nuestra economía, antes que un aumento de los dólares disponibles, lo que más necesitamos es que dentro y fuera del país haya un aumento sustantivo del nivel de confianza en nosotros. Si lográramos incrementarla es posible que crezca la muy baja tasa de inversión productiva generadora de riqueza. Debemos premiar con beneficios a quienes apuesten a ello para lograr una economía más competitiva y generadora de empleo. Pareciera que lo dicho hasta aquí basta para demostrar que el principal insumo crítico que demanda hoy nuestro país es esa confianza. Por tanto, la pregunta que se impone es qué hacer para aumentarla, tanto de nativos como de foráneos. Una significativa señal podría ser poner en marcha un programa coordinado plurianual que incluya un cronograma de objetivos gubernamentales concretos y plausibles de reducción inflacionaria, que involucre y comprometa a todos los organismos que administran las políticas con injerencia directa en esta problemática: tributaria, salarial, monetaria, de inversión y crediticia, superador del tradicional esquema de metas de inflación como herramienta exclusiva de política monetaria. Esto como la cuestión medular de un plan integral de objetivos gubernamentales en materia de reordenamiento macroeconómico, el cual incluso podría plasmarse en una ley. Esto sería posible si el gobierno nacional realizara una convocatoria amplia que abarcara a todos los sectores políticos con representación parlamentaria, a los dirigentes empresariales, obreros y de los movimientos sociales, al mundo del pensamiento (universidades y academias) y a representantes de los cultos religiosos, para debatir, elaborar y poner en marcha un plan que defina el perfil estratégico del país a construir. Debemos lograr un acuerdo político en materia económica, pero político al fin. Si todos los que integren esa gran mesa fueran con la sincera voluntad de construir puentes que unan y derribar muros que separan, desde la conciencia de la difícil situación que vive el pueblo, llevar adelante esa iniciativa sería un trascendente paso hacia acumular la confianza que nos está faltando. Estos hitos, ya logrados en otros momentos de nuestra historia, confirman que, como enseñara Leopoldo Marechal, “de los laberintos se sale por arriba”, enseñanza que bien haríamos en tener en cuenta hoy cuando crece la perplejidad de encontrarnos encerrados, de pronto, en un laberinto que con un consenso colectivo de nuestra sociedad toda, en realidad sí tiene salida.